Los poseídos por el amor
viven siempre una misma historia
que se reencarna a través
de las diferentes tallas de cadera
de sus cuerpos más o menos altos
sus barbas densas o inexistentes
sus espaldas con lunares
o su pelo rizo o liso
sus dientes naturales o sus brackets
las palabras de la historia
tiran de sus músculos
los lanzan sobre somieres
ruidosos y oxidados
los mueven a través de las calles
de madrugada bajo una sucesión de bufandas y sweaters
de películas y conciertos y libros
a través de todo ésto
la historia utiliza a sus huéspedes
para perpetuarse a sí misma
llega la colisión
el reencuentro
los movimientos absurdamente bellos
de estos cuerpos aplastados por las palabras
plano a plano
la historia los enreda en sí mismos
y cuando la última línea los abandona
los poseídos recobran de golpe
todo su aliento
sienten la calle y el aire frío
como si hubieran estado
mucho tiempo sumergidos o bajo tierra
la historia se ha perdido en la noche
y será revivida por otros
ahora que ellos ya no pueden
seguir viviendo más con ella
los poseídos del amor
no tienen más palabras
que decirse
cuando en silencio se miran
recuerdan cuánto se quisieron
y no se reconocen.

 

ilustracionsamu-3_b

 

Moisés Fernández García, poema

Alexandra Fernández, dibujo

César García, música