La leyenda de Robert Boyle

 

 

están:
la bolsa de valores en el teléfono,
el valor de los diccionarios,
el mal gobierno,
ingobierno, el sobre gobierno.
viven juntos:
el peso de la ineficiencia,
la inexistencia del peso,
la no política de mi discurso político,
la filtración política en mi discurso personal.
están:
la ignorancia del otro,
el otro ignorándome,
mi ignorancia del otro,
la ignorancia de mi ignorancia,
mi conocimiento de las carencias,
la depresión de mi conocimiento.
están:
doscientos globos encendidos de aire,
la resequedad
del día.
una baba dadora de vida: ausente.
un dios lubricante: ausente.
vitaminas. endorfinas. serotoninas: dioses ocultos
están:
la exageración constante,
un no querer sobre poblarse de conciencia,
una conciencia del daño autoinfringido,
un placer en el daño,
una reciente certeza de ese placer:
salir del trabajo con la noche encima,
llegar tarde para salir tarde,
para sentir cómo trabajas.
el rechinar de doscientos globos encendidos de aire, esperando,

globos dividiendo el aire, consumiendo:
la        resequedad,
la        resequedad
afuera.
inflándome están
peceras llenas de globos encendidos,
globos de una pecera a otra, inflándose.
adentro están
la esperanza de la gripa,
la culpa por el pretexto,
el deseo de la culpa.
adentro
un cuerpo
la mirada esquiva que encuentra sólo lo que no le hiere,
un vicio no adquirido mas constante,
la personalidad de un vicio,
una cuenta bancaria vacía,
una casa sin puertas,
una casa vacía.
está el trayecto a:

las ventanas de todos los que sí tienen vistas hacia la calle,
la micro pecera, macro pecera, el aparador de todas las calles,
la envidia.
están mi desagrado por el otro,
conexiones reportando conexiones entre amigos que no piensan contactarme,

fotos en las que no aparezco:
está la negación de la envidia.
la perversión del ciclo
sujeto trata de impresionar a supersujeto.
sujeto se convierte en verbo del supersujeto.
la fantasía ilustrada con imágenes de otros, para otros,
imágenes de peceras sin aire dentro
de sobrepobladas peceras,
repletas de globos inflamados.
adentro todo.
estoy.
soy parte.
me inflamo.

 

La Leyenda de Robert Boyle

 

Tania Carrera, poema

Silvia Gram, ilustración

Aralim Figueroa, música