(1992). Sus primeros acercamientos con el mundo fueron a través de dibujos y así siempre encontró la facilidad de explicar lo que sentía: con el arte.

En 2012 inició la licenciatura de Artes Plásticas en la Universidad Centro de Arte Mexicano. En 2014 y 2015 participó en la exposición Aficionados de la Acuarela. También en 2015 participó en el Festival Cempaxochitl, en la exposición de Medios Acuosos de la Asociación Mexicana de Acuarelistas. Ese verano, además, tomó un curso con el acuarelista Alfredo Ravelo donde obtuvo un reconocimiento por su desempeño.

Su obra está cargada de juego entre el material y la historia que se está tratando de contar: plasma el reflejo interno de las personas, cargada de emociones e intenciones en cada pincelada.

Cada una de sus piezas tiene una proyección de colores con los que se identifica. El colorido y lo figurativo forman parte importante de su composición.

 

Colaboración: Lodemas, ilustración.